Noticias

 

 

El día 20 de agosto en la ciudad de Ancud en Chiloé, específicamente, en la sede de la Universidad de Los Lagos, sesionó la Comisión de Descentralización, Equidad y Justicia territorial de la Convención Constituyente, coordinada por Adriana Ampuero Barrientos e integrada por los constituyentes Julio Álvarez Pinto, Gaspar Domínguez Donoso y Harry Jürguensen Caeser. Esta actividad estuvo llena de simbolismos al realizarse en una provincia alejada de la capital, como es Chiloé y en una comuna que no es cabecera provincial o regional como lo es Ancud.  Se realizaron audiencias públicas, garantizando un dialogo fluido con organizaciones diversas de la sociedad civil  para identificar mecanismos que permitan la expresión genuina y legitima de los territorios, y así, profundizar en el proceso de regionalización y descentralización que el país requiere.

 

La desigualdad en Chile tiene definición territorial en un modelo de desarrollo que presenta altos niveles de concentración y centralismo, tema que está abordando la discusión de una nueva constitución en las sesiones en regiones. Avanzar y lograr una real descentralización es el objetivo de la comisión, la que busca contribuir a una justicia territorial que permita construir una sociedad más justa para todas y todos, donde nuestro anhelo es que se reconozcan las capacidades de las regiones para resolver las demandas de la ciudadanía y no se tomen decisiones en la capital sin considerar el contexto territorial que es tan diverso.

 

Desde regiones la centralización de los recursos financieros, de infraestructura y capital humano produce desigualdades difíciles de contrapesar con la capital del país que concentra el 40% de la población. Un desarrollo armónico y equitativo entre regiones, que favorezca la igualdad y justicia territorial, requiere de un marco legal con políticas territoriales descentralizadas que refuerce decisiones con foco territorial, transformándose la discusión de una nueva constitución en una oportunidad para abordar estas temáticas, y confiamos que las considere y resuelva.

 

La Universidad de Los Lagos, como universidad pública del Estado de Chile, se colocó a disposición de la Convención al igual que las 18 universidades que conformamos el Consorcio de Universidades Estatales presentes en 15 regiones del país. Nuestro apoyo es irrestricto aportando con nuestras capacidades, infraestructura, recursos tecnológicos y espacios de diálogo que faciliten la relación de la sociedad con los convencionales constituyentes. Expresión de ello son los convenios que el Consorcio de Universidades Estatales y Universidades han suscrito con la Convención

 

En mi calidad de Rector, destaco el excelente trabajo de los constituyentes en esta Comisión, y desde mi perspectiva, es fundamental que las instituciones y sociedad en general generemos todas las condiciones que permitan a la convención realizar adecuadamente su trabajo. La convención y sus miembros gozan de total legitimidad ciudadana al ser democráticamente elegidos, y más aún, cuando el proceso contó con la aprobación de 80% de la ciudadanía. Valoro profundamente las diversidades expresadas en la conformación de la convención: pueblos originarios, paridad de género, territorialidad y representación de múltiples sensibilidades. Por primera vez en la historia de Chile, un grupo diverso y representativo de ciudadan@s orientará el diseño de la nueva carta magna a la que Chile aspira, por ello, es fundamental entender y atender que este proceso es histórico para nuestro país.